martes, 18 de octubre de 2016

CARTA A LOS ESPAÑOLES/AS QUE SE VAN A JUGAR A USA EN ETAPA COLEGIAL

Estimados/as valientes: 
Lo primero que tengo que hacer es quitarme el sombrero: con 18-19 años cruzáis todo un Océano para vivir la aventura de vuestras vidas. Dejáis atrás vuestras familias, vuestros amigos, vuestro idioma y vuestros clubes, donde estabais acostumbrados/as a ser los referentes en vuestros equipos. 
A pesar de que algunos/as habéis podido visitar la universidad antes de mudaros, muchos/as tan sólo la conocéis por internet. 
Os vais porque en España no es posible jugar al más alto nivel a cambio de una remuneración, ya que esta, en los días que vivimos, es inexistente. Y lo peor de todo, os vais porque en la península os ponen contra la espada y la pared: o estudias o juegas a baloncesto. 
En esta época de crisis en la que ya ni siquiera renuncias a tu formación al menos a cambio de un sueldo, vivimos un éxodo masivo de jóvenes como vosotros/as. Es normal. Y que no os coman la cabeza: es la mejor decisión que podéis tomar. 
No olvidéis que llegáis a un país donde hay unas jerarquías, unas costumbres y una mentalidad conservadora en la que es mejor mentalizarse que a nivel deportivo, será una carrera de fondo, de al menos 4 años. 
Pensad de manera negativa como recién llegados. Pensad que como freshman no vais a jugar. Que vuestra participación será residual. Y que vuestra aportación irá incrementándose a medida pasáis a sophomore, un poco más en junior, y por supuesto como senior. Pensad así, porque es muy probable que ocurra. Y sobre todo mentalizaros de que esto es así independientemente de vuestra calidad. No es porque no tengáis nivel. Ni siquiera porque vuestros/as compañeros/as son mejores. Es “porque sí”. Y cuanto antes os mentalicéis de ello, mejor, ya que todo lo que llegue de más, bienvenido sea. Sentiros afortunados/as. Si disfrutáis de protagonismo como debutantes, pensad que eso es la excepción. Que las Leti Romero, Francis Alonso, Carmen Grande, o Maite Cazorla son casos puntuales. 
Pensad que al acabar vuestro año rookie, tenéis 3 años más por delante. Tenéis un año de carrera universitaria en la saca. Que lo bueno está por llegar porque siempre lo mejor llega en el futuro. 
No os rindáis. Responded siempre con una sonrisa, con más esfuerzo, con más trabajo. Eso acabará fructificando y os hará madurar. No tiréis la toalla si las cosas no van como pensabais en el primer y segundo año. Por muy mal que vayan a nivel deportivo, siempre estaréis académicamente mejor que si os hubieseis quedado en España. 
Recordad una cosa: si tenéis calidad para vivir de este deporte…lo conseguiréis igualmente a pesar de una o dos temporadas con menos participación. 
Y no os olvidéis del motivo fundamental por el que estáis en USA: estudiad, mucho, y si podéis, licenciaros en 2 carreras. Sois unos afortunados y disfrutáis de unos privilegios que poca gente puede permitirse económicamente. Poneros en el peor de los casos: el día de mañana no hay suerte y no podéis dedicaros profesionalmente a este deporte tan apasionante…sin embargo vuestra formación y todos estos años fuera de casa os habrán ayudado a abrir muchas otras puertas, a aprender a la perfección un idioma, a hacer nuevos contactos. Tendréis infinidad de oportunidades que otros no tendrán por no haberse atrevido a hacer lo que habéis hecho vosotros. 
Sois unos valientes. Y tenéis todo mi apoyo. 
Gonzalo Bedia Diaz. 

2 comentarios:

Anónimo dijo...

¿Cómo puede decir que es imposible jugar en España a máximo nivel?

Basketballworm dijo...

He dicho "imposible jugar en España al más alto nivel... a cambio de una remuneración". Puedes preguntarle a Leti Romero lo que cobraba cuando se fue de Gran Canaria siendo la máxima anotadora nacional de LF.